Portada de Sonicspace
Tema: biografía

En Vall de Uxó, un grupo de amigos asociados montaron un estudio de grabación, Estudios Bali, y  XIU-XIU Records. Nos ficharon, y empecemos a trabajar en la elaboración del Lp Siberia y el Amor. Esto ocurría en noviembre del ochenta y cinco. Se redactó un contrato que nunca firmemos, pero a nadie le preocupaba eso. El estudio era algo más pequeño que el de Pertegas (Valencia) pero estaba muy bien, la mesa, era algo pequeña pero llevaba ya pistas digitales. XIU-XIU, decidió contratar a un productor y tecnico, Rafa Montañana, también músico de sesión (Valencia) Las anteriores sesiones de estudio habían sido de uno ò dos días, esta vez fue diferente, al estar en casa y sin prisas, quedábamos, cuando mejor nos venía a todos y nos llevo un par de meses. Los tecnicos de sonido no consiguieron entrar en el espíritu de Quebrada, y nosotros no conseguimos darnos cuenta de la chapuza. El disco suena a maqueta. Mi bajo para ellos no daba la talla, así que alquilaron un Fender Jazz Bass, aquel bajo me sonaba muy estridente y metalico, y debía olvidarme de los glisandos,aunque la canción donde hacía los glisandos la tocé con mi bajo, Hablame de Paris. En esta canción Montañana, me sorprendió con otro de sus trucos destructivos, y me hizo grabar el bajo sin amplifícador. Toqué bastante incómodo con el micro pegado a la pastilla del bajo. De la fotografía se encargo Paco, y Miguel, amigos y de la peña drogata o fumeta.  En la portada colaboraron todos, y por eso, parece que no la hizo nadie. 

  En la noche del Roscón de Reyes del ochenta y seis, fuimos invitados a tocar en una Disco- Sala, entre Peñiscola y Benicarló. En recompensa, el dueño del local, concretamente el de la diputación, amigo, fan, y descubridor nuestro, como estaba prometido, nos dió tikes de bebida, y mescas. Primero tocaba un grupo de Vinaroz,- no recuerdo el nombre - estos eran ya conocidos nuestros y nos dejaron todo el equipo. El bajo era un Rikenbacker, algo más pequeño que mi Aria Pro II, y la correa, del cebollón de mesca que llevaba, ni me la ajusté, encontrándome con el bajo como los Ramones. La verdad es que en seguida me hice con el, y termine disfrutando a lo bestia. Pero Ramón, por lo que fuera, cuando más a gusto estábamos tocando, que teníamos al público euforico con nosotros, dejo de tocar y se sentó. Pascual, desde los micrófonos de la bateria llamaba a Ramón, pero esté no queria tocar más. Toquemos sin Ramón algún tema más y lo dejemos. El bajista y amo del Rikenbacker, me felicitó diciéndome que era un diamante sin pulir. .Ramón volvio a dejarse el grupo.

Creo que se editaron mil quinientos Lps, de los cuales, muchos se encuentran guardados en algún sitio por XIU-XIU Records, como me he quedado sin ninguno, voy a contactar con XIU-XIU,  HABER SI ME PASAN UNOS CUANTOS. Cuando llegaron las cajas a los estudios Bali, yo llegué a tiempo, como para abrir alguna y escrutar la calidad y su acabado. La portada acabó insulsa, pero la contraportada esta ahí, y nada mal, el plástico es de un termino medio, y en el circulo de disco, faltaba mi nombre y apellidos, junto al resto del grupo, figurando como autores de las canciones. Que faltara mi nombre era una putada, el disco ya se lo estaban llevando los amigos, y se iban a destinar quinientas copias para promoción. Después de haber hecho tadas las partituras a mano y regla de las diez canciones, tanto para la Propiedad Inteléctual como para SGAE, mi nombre no íba en el disco. El problema se resolvió rapidamente, con varios cuños con mi nombre y un apellido, en letras muy iguales a las del disco. Eso sí, nos pasamos varios días cuñando discos. XIU-XIU, empezó la promoción del disco y con ello llegaron las criticas de tales medios. Las criticas realmente no fueron malas, aunque el sabor a maqueta del disco no se lo podía quitar nadie. La critica del Rock de Lux decía así ; " Sucede que en este país nos encontramos con dos tipos de grupos musicales, los buenos y los otros ; los buenos ya todos los conocemos, exceptuando algunos casos que justifican el pobre nivel cultural de nuestro pais ; a los otros ( que no necesaríamente son flojos ni muchísimo menos malos ) les toca representar el papel de hermanos deshauciados de los anteriores. Y este es el caso de Quebrada, Un grupo castellonense ( de Vall de Uxó más concretamente )  a quien nadie presta atención, cosa no demasiado extraña a juzgar por sus composiciones ; no es un grupo malo, temas como  -Canción de Amor- lo prueban, aunque su producción en formato Lp no es ni milésimamente comparable a sus , cuantos menos , poderosos directos ; y es que estamos ante un nuevo caso de flagrante e indecoroso trabajo de producción, algo tan característico en nuestro país como la tortilla de patatas. Por cierto, y hablando de tortillas ; el mejunje sonoro que utilizan los chicos de Quebrada es de tal magnitud que, al final, no sabes si todavia viven bajo el fugaz - infierno - siniestro, coquetean con el trasnochado neoromanticismo o, en todo caso, se preparan para la ofensiva rock. Prometo preguntarles al respecto. JUAN VITORIA. ROCK DE LUX nº 24 / Nov. 86 / 350 pts.

Juanjo, había estudiado no se que carrera que no terminó, en la universidad de Barcelona, y un amigo suyo de entonces( no recuerdo el nombre ) apareció por Vall de Uxó decidido a ser nuestro manager. Para empezar y terminar nos llevó a Sevilla casí a la aventura. La gira fue un desatre, con relación a las actuaciones, ya que el poco público que solimos tener era frio y distante, aunque recuerdo que uno nos comentó, que le gustábamos más, que Circulo Vicioso. Las dos primeras noches ( mediados de mayo del 86 ) actuemos en un garito, y las siguientes dos en una sala de patinaje, Dancin o algo parecido. En esta sala el escenario estaba muy lejos de la barra, y en frente no teníamos practicamente a nadie. Lo bueno en Sevilla fue la visita a dos radios importantes de la capital andaluza. XIU-XIU, estuvo acertado, y nos concertó una actuación en Planta Baja, Granada. Al llegar a Granada, concretamente a Planta Baja, el dueño de local ( que me dejó muy buén recuerdo ) nos explicó, que hasta el mismo momento de empezar la actuación, manténdria la puerta de la escalera que bajaba a la sala cerrada, por lo qué empecemos a tocar solos. A los pocos segundos empezó a bajar gente y gente, y en pocos minutos estaba lleno. A pesar de venir muy desgastados de Sevilla, hicimos una buena actuación, el público no se merecía menos. Déspues de estó, el manager se fue a su pueblo y no volvió. XIU-XIU, nos consiguió una actuación en la discoteca Espiral ( Valencia )  que era inmensa y famosa. Esa misma noche, también tocaba cerca de allí Siouxsie & the Banshees, y se pronosticaba poca audiencia. Aunque déspues vimos que fue más gente de lo que se esperaba.

XIU-XIU, nos concertó una actuación en el Templo del Gato, Madrid. Pero ahora, justamente Juan, debía empezar en las proximas fechas la Mili, y nos quedábamos sin guitarra. XIU-XIU, contactó con algún que otro gutarra de Valencia pero fracasó. Nosotros también busquemos y nada. XIU-XIU, a la desesperada habló con Trigueros, un guitarrista amigo y del pueblo que toca muy bién, y se ganaba y se gana aún la vida con la música. Por lo que fuera, Benito, el bateria que tocó en la orquesta Cañamón, también venía en el paquete. Se nos planteaba cambiar de bateria también. Estaba claro que muchos pensaban que Pascual no daba la talla. Pascual, como decía Juanjo, tenía un estilo como el elefante, pero se cansaba muy pronto, y en muchas actuaciones tuvímos problemas por no poder llegar al final. Juanjo y yó, decidimos probar con Benito y Trigueros, y Pascual quedo fuera del grupo. El primer ensayo que hizimos me parece que también fue el último, pero ellos demostraron que podían acoplarse perfectamente, y además - aquel ensayo fue alucinante - hacer algo innovador. Por lo que fuera decidieron no seguir, y Juanjo y yó, nos quedemos solos. Recuerdo que Juanjo, una vez me comentó, que, si el grupo no triunfaba en pocos años, se lo dejaría. Y por lo visto, para él, esos pocos años habían pasado. Si Juanjo no quería seguir cantando como me dijo, era su problema, y yó, no veía otra salida que terminar con Quebrada. Si buscamos un culpable a la ruptura o disolución de Quebrada, vemos que el problema empieza cuando Juan se va a la Mili. Como no firmemos nunca el contrato con XIU-XIU Records, no quedemos mal, ni bién, y se acabó Quebrada.

 Durante varios meses, me propuse componer varios temas, y la mejor manera de registrar o anotar lo que te sale improvisado, es grabandolo en ese mismo instante. Primero, en un cassette grababa la bateria - un loop de ocho compases - y a continuación, pasaba esa bateria por la mesa y grababa en otro cassette el bajo, repitiendo el proceso hasta llegar a la voz. Juanjo, me dejó una pequeña caja de ritmos Korg, era tan pequeña que parecía una pedalera para guitarra. Me comentó que él no había conseguido programar nada, y solamente la tocaba con los dedos a tiempo real. En varios días me hice con ella y grabé tres temas enteros con el método anterior ; Vuela por tu Campo, Esnifa y Para Siempre, temas del repertorio de Flores Canibales posteriormente. Pero entonces estaba solo, y ya tenía un nombre para mi proyecto : Necronomicón. Toni Castillo, técnico de sonido de estudios Bali se interesó por la música que estaba haciendo, y fuí un día al estudio con la maqueta, la escuchó, le gustó, y me comentó que solo lo tenía muy dificil, y que buscara varios musicos para formar un nuevo grupo. El bateria quedaba eliminado por una caja de ritmos, así que tenía que buscar una voz, y un teclista con sintetizador. La voz, no fuí muy lejos a buscarla, se lo pedí a Concha, y aunque parecio no creérselo aceptó déspues de animarle a que practicara y que intentara probar con las canciones que ya tenía. Concha y yó, llevábamos varios años de pareja y todos nos consideraban como novios, aunque nosotros, siempre supimos que no lo éramos. Ramón, déspues de dejarse a Quebrada se matriculó de piano en el conservatorio. En poco tiempo hacía escalas con agilidad, y decidió comprase un sintetizador Casio CZ 5000, si no recuerdo mal. Con Ramón, estábamos todos y formemos Flores Canibales. Preparemos seis temas con la pequeña caja de ritmos, y decidimos grabarlos en estudios Bali. En Bali, teníamos a nuestra disposición una buena caja de ritmos, también Korg, no recuerdo el nombre. Nos la dejaron con antelación para programar los temas, y en dos días la hicÍmos. Pere Ribera, famoso pintor, y hermano de Concha, nos hizo la portada. El veinte de diciembre del ochenta y seis, salió la maqueta. No recuerdo las copias que hicimos, pero debieron de ser pocas por que aún no teníamos una doble platina o carátula. Con esta maqueta, nos presentemos en una casa discografica de Valencia, - ya que XIU-XIU, no le interesaba editarla -  creo que se llamaba Cisa, aunque no estoy seguro. Recuerdo que habían fichado a Inividos Quizás. Cisa, tampoco apostaron por Flores Canibales, pero realmente creo que le gustábamos. Más tarde, en un festival celebrado en Gandia, coincidimos con Inividos Quizás, y el representante de Cisa nos elogió después nuestra actuación.

Del equipo Music Son de Quebrada, yo me quedé con una mesa de las dos ( eran dos mesas de cinco canales ) dos etapas de 150 watios cada una y la mitad de las pantallas, varios micros, y la Ibanez.. Ramón, trajo unas hojas donde estaba la Roland TR 707, expuesta en dos hojas como un poster, y nos convencio a todos de que era la que queríamos. En mil novecientos ochenta  y siete, la TR 707,  tenía un precio de ciento treinta mil pesetas, y dicidimos complarla a plazos entre los tres. Esta caja de ritmos suena muy diferente en comparación con  la Korg de Estudios Bali, y el sonido cambió bastante. La TR 707 emula un sonido natural, como las clasicas de Moby. Aprovechando en la vuelta a España, de un viaje que hicímos a Francia, pasamos por Andorra, que por entonces podías ahorrarte hasta el cincuenta por cien, y compremos también entre los tres un micro AKG, y un cartucho o tarjeta de memorias para la 707. Yo me compré un pedal para el bajo Boss Flanger. Volvemos a Estudios Bali y grabamos otra vez. Esta vez, XIU.XIU nos editara 300 copias, a cuenta nuestra. Con el titulo de Secuencias, este mini albún en formato cassette, se presentó en enero del ochenta y ocho. Este año nos clasificamos para una semifinal del concurso que organizaba anulamente la Generalitat Valenciana, realizandose esta en el Velódromo de Benicasím. Justamente el mismo escenario donde varios años atrás habíamos tocado Quebrada. Pero esta vez si que cobremos. Recibimos 100.000 pesetas, y con 20.000 más, que añadímos los tres, compremos una mesa de voces ARIA de doce canales. Por casualidad, una amiga francesa de un amigo, tenía un garito en su pueblo, y nos propuso actuar. En esta aventura francesa, hicímos dos actuaciones; en el garito de nuestra amiga, que nos metio en su casa durante varios días, y en otro de un pueblo cercano. Salimos en un periódico local, con una buena foto, resaltando, de la España roja y negra. El artículo esta en posesión de Concha. De regreso a España, (pasamos por Andorra y me compré dos pedales Boss, equalizador y distorsión)  toquemos en Valencia, en un garito famoso o conocido, llamado Tres tristes tigres. Otra actuanción a destacar, fue en la playa de Moncofar, practicamente al lado del Mar. Ramón, decide dejar la música,y con ello el grupo, como años atrás hizo su hermano Felipe. Concha, también se lo deja. Concha me dice que no esta preparada, y no se encuentra con ganas para ello. Por la providencia, heredé una cierta cantidad de dinero, y me quedé con todo, abonándoles a Ramón y Concha la suma acordada. Ahora me encontraba otra vez solo, pero con mejor equipo. La guitarra Ibanez íba a sustituir al sintetizador. La mesa ARIA, tiene salida de grabación RCA, me compré una doble platina TEKA y empecé a grabar y componer.

FIN DE LA TERCERA PARTE

 

 

 

 

Tema: biografía

Cuando me fuí a la Mili, Felipe, ya había dejado el consevatorio, la banda, y  pasaba de tocar la bateria. Felipe, empezó tocando la trompa en la banda, y su profesor, y más tarde también el mio, le aconsejó que se cambiara de instrumento, por que no tenía labio. Con la percusión, podríamos decir que no tenía un ritmo constante é inexorable. Nos divertimos improvisando durante varios años. El local de ensayo se abandonó, cada uno se llevo el instrumento y se devolvió la llave a mi vecina. En los tres primeros meses de la Mili, me convertí en un intelectual músico, y misterioso. Una vez, nos sacaron de la formación a un grupo de cinco a diez, y nos registraron las taquillas. Me exortaron que lo hacían a todos los que estaban fichados en la vida civil. Yó, estaba fichado y supongo que aún lo estoy de presunción de posesión de hachís. Esta historia, la dejare para mis memorias. Un día de instrucción, en un descanso, un Brigada íba con una flauta, una caja, y una corneta. Preguntaba si alguno sabía tocar, y que si no sabían no lo intentaran. Me acerque y le pedí la flauta, toqué cualquier cosa y se apuntó mi nombre. Al día siguiente, nos condujeron a un grupo de cuatro o cinco al barracón de la banda de música, El Brigada, me dio una gaita y me presentó al cabo, que nos enseñaria a tocar a  los gaitas. Tenía las partituras, y así, fue facil para mí. El cabo era del Puerto Sagunto, y yo lo conocia, cuando le conte que tocaba en la Municipal de Castellón, recordamos cuando él, como fagot, fue a reforzar la banda de Castellón, varios ensayos y el concierto. No recuerdo su nombre, tenía un fagot y un clarinete y ensayaba en un barracón vecino. El segundo trimestre en la Mili, es como empezar de nuevo, y no puedes hacer más ir acoplandote al engranaje castrense. Recibí la orden de presentarme al Brigada de la banda de música, y me contó, que sabía que tenía estudios de música. Quería que tocara la corneta, y yó, le dije que tocaba el clarinete bajo, y no podía cambiar de embocadura. Le comenté que podía tocar el tambor o la caja, y me puso mala cara, indicandome la salida. Después, le entró la risa. El tercer trimestre, le pedí prestado a Ramón, el Delfos de su hermano Reyes, y me lo dejo. Me compre unos auriculares para conectar el bajo, y sonaban medianamente bién, teníendo en cuenta que la pastilla de graves no funcionaba. Me llevé mariguana y me pillaron. Tenía una bola, presanda de tamaño como casi huevo de gallina. Me había acostumbrado a fumar yerba casi a diario, y tuve que cortar, más bién me cortaron. Mi Capitán, sabía que yo era un ficha, como así  me lo dijo una vez. Aquella vez, me presente a él, con el fetme, y le saludé con el brazo equivocado corregiéndome él. Esto me confundió, y me encontré más nervioso para decirle que era músico, y que me gustaria tocar en la Banda Militar del Regimiento. Solamente dijo: tu eres un ficha, retiraté. Yo sabía que para tocar en la banda militar, se tenía que aprobar una oposición o concurso, aunque también aceptaban voluntarios. El primer día en el calabozo, me presente ante el Comandante. El comandante sabía que tocaba en la Municipal de Castellón, y esto, le sorprendio tanto, que no me puso ninguna sentencia o pena. Mi Capitán se ablandó, y me puso quince días de calabozo. Una ganga. Un Brigada, que vio la mariguana, me dijo, que no se podía creer que me hubíeran caido tan solo quince días. Al salir del calabozo, me llevé el clarinete bajo. Pensé que en la capilla podría tocar, a la primera ocasión que tuve le pregunte al párroco si podía tocar en la capilla. Me respondio que la capilla estaba para todos y para todo. Fuí, no había nadie,  monté el atril y el instrumento y empecé a estudiar. Normalmente empezaba haciendo notas tenídas. Después, empezaba con las escalas, picadas, ligadas, picadas y ligadas, en grupos de dos hasta dieciseis, y la cromática, que era siempre la primera en hacer. Luego, pasaba a los métodos y conciertos del conservatorio. Estaba haciendo sexto de clarinete bajo, el último para Grado Medio. La segunda vez, el párroco salió de su despacho, y se acercó a saludarme, me comento que le gustaba como sonaba, y que estaba bién que le tocara a Dios. Me alegré un poco y improvise más de la cuenta. Al tercer día, aún no llevaba media hora tocando, cuando entraron dos reclutas, y se sentaron a meditar, sus miradas me eximieron. Desmonté, me fuí, y no volví. Empecé a estudiar en los wateres, en la parte de las duchas, pero a los pocos días conseguí la Armeria, donde podía encerrarme con llave. Así pasé el tiempo hasta que me Licenciaron.

Mientras estuve en la Mili, Ramón, se hizo con la bateria de su hermano. Un día, me dijo si le dejaba el bajo,ampli y un micro Shure, que me compré para amplificar el bajo en la orquesta Cañamón. No pude negarme, gracias a él y a Felipe, yo tuve el Delfos de su hermano Reyes seis meses en la Mili. Ramón y Rafa, - Rafa, ya había hecho la mili - se habían hecho amigos de Juanjo y Concha, - más tarde Fata, cantante en Flores Canibales - y Juanjo, que íba a cerrar el Sagrantana decidió hacer una fiesta de despedida. El bajo recibió un golpe tremendo, ( debió caérsele a aguién, mientras estaba poniéndoselo ), y se quedo allí varios meses con la bateria. Empezamos a improvisar en el Sangrantana. Ramón tocaba la bateria, Rafa la guitarra, Juanjo cantaba y yo el bajo. Juanjo me dio una llave del Sangrantana y fuí varias veces a tocar. Habían botellas de alcohol sobrevivientes a la clausura y me dió por el anis, - anis El Mono - y me bebía varias copas.

Al acabar la Mili, volví a la banda  Municipal de Castellón y aquilé el local de mi vecina Carmen otra vez. El Guano, - no sé si es apellido, o mote - flauta, y flautín de un banda vecina, había entrado en la Municipal, y me llevaba en su coche, ( un ciento ventisite ) también fumaba mays - cannabis - y nos hacíamos uno por el camino. Una vez en el ensayo, el Guano, tenía un solo de fluitín, - no recuerdo la obra - y empezó a encasquillarse. Le miraba la cara, y podía reconocer el colocón que llevaba encima. Y yó, íba igual. Una vez, en un acto,de la Municipal, en el Teatro Principal, me equivoqué en unas de las primeras notas del solo de Guillermo Tel. En la Pergola, una sala enorme de fiestas y espectaculos de todo tipo, volvíamos a tocar Guillermo Tel, y unos minutos antes al concierto, Garcés, - director de la Municipal - habló conmigo en un cuartito, por la parte de los camerinos. Me preguntó que me había pasado la última vez. Creo que le dije más o menos que me despisté, y me dijo que no volviera ocurrir.

Rafa, se dejo la guitarra y se fue a Latino América, también dejo de trabajar en la fábrica de calzados donde trabajaba, varios meses después, aparecio por el ensayo con un chica, - no recuerdo de que pais era - para irse otra vez, esta vez, a Africa, - Tanzania - para quedarse mucho tiempo. Ramón, se había hecho muy amigo de Juanjo y Concha. Chimo, - Juaquín - había sido socio de Juanjo con el Sangrantana, y también novio de su hermana. Abrió un garito con el nombre de Sambori, y ponía una música fiel al estilo Sangrantana. Parecía estar enamorado de Bowie por lo mucho que lo ponía. Concha, conocía a Pitu, - no recuerdo el nombre de pila - guitarrista, - tampoco recuerdo que marca de guitarra tenía, aunque me parece que era la de Rafa - y a Canari, que después de cerrar la casa de mi tío Pepe se matriculo en el conservatorio y aún seguía. Ya teníamos el grupo, montemos los instrumentos y dicidimos empezar tocando temas de grupos españoles que nos gustaban; Alaska y los Pegamoides y Dinarama, Paralasis Permanente, La Décima víctima, Glutamato Yeye, Golpes Bajos, Siniestro Total, Derribos Arias y alguno que se me olvida ahora. Canari, empezaba tocar bién, pero Pitu, tocaba mejor y se abjudicó el mismo solista. En varios meses, ya teníamos un repertorio de canciones dispuestas para tocar en directo y decidimos llamarnos Traidor. Como Traidor, solo hicímos una actuación para un barrio vecino en fiestas. Prodía ser que la actuación la consiguiera Canari ya que él vivía en este barrio. Era la primera vez que ganábamos dinero, y no lo tomemos tan en serio, que acabamos agotados. Los niños, al vernos montar por la tarde, y provar, les caímos bién, y en el evento habían decenas y decenas de niños junto al escenario. Recuerdo sus caras, estaban serias, y se les notaba que les picaba el gusanillo de la codicia. Los niños aguataron practicamente hasta el final, sobre las dos de la madrugada. A pesar de los niños, estuvo bién y nos felicitaron. Empezamos a componer nuestras canciones - nuestra politica al componer las canciones, se basaba en exponer una idea frente a las ideas de los demás y se elegia la que más gustaba - y de repente Pitu, empezó a dolerse del oído y tuvo que dejarselo. Canari, se vió impotente para cubrir la plaza y también se lo dejo.

Blás, un amigo, conocía a un guitarra que estaba dispuesto a tocar con nosotros y nos lo presentó. Juan, era más jovén que nosotros, pero nos sorprendio su habilidad con la guitarra. Yo ya lo conocía de antes. Cuando estudiaba en la banda lo veía en las clases de solfeo, y alguna vez, llevó la guitarra, y tocaba bién, aunque nada que ver con el conservatorio. Juan, no tenía guitarra eléctrica, pero alguién nos la dejó, y hicímos la prueba. Nos gustó, y empezamos a enseñarle las canciones de los grupos españoles. También empezamos a componer algunos temas, pero, no nació nada de aquellas ideas. Hícimos una actuación en una sala de estudios de un colegio con el nombre de Cinismo Cotidiano. En la fiesta de año nuevo  ( 83 ), toquemos con el nombre de Popnografía, en un gran almacén, para una inmensa multitud de personas de todo tipo. Los que organizaban esta fiesta, eran los que más tarde montarían XIU-XIU-Records. La fiesta y la actuación triunfaron, y todo el mundo se quedo contento. Empezamos a tener problemas con los instrumentos prestados; Felipe, íba a vender la bateria y se la llevó; la guitarra y el amplificador de Juan, tampoco existía. Tuvímos otro parón. José Carlos, era el novio de la hermana de Juanjo y tenía una bateria. Juanjo se la pedió y se la dejó. Era una Pearl o una Honsuy, no lo recuerdo, y estaba en buén estado.Pascual, un amigo, nos dijó que si se compraba un sintetizador podía tocar con nosotros. Fuímos a Valencia, y se compró un Korg MS 20, y creo que un ampli pequeño. La guitarra y el ampli para Juan,la compramos entre todos, y era la Ibanez de Canari, y el ampli era bueno. Pascual, no tenía formación musical, pero para hacer notas largas y  melodías sencillas nos venía muy bién. Reanudamos los ensayos y empezaron a salir canciones nuestras. Ahora, había que definir el nombre definitivo para el grupo. Como siempre, aparecen decenas de nombres y eliges uno, yo no recurdo el nombre que elegí. Cuando, Juanjo dijó Quebrada, huvo unanimidad. Ahora, el problema era la voz, no se oía en los ensayos y necesitábamos un equipo de voces. Entre todos y a plazos, compremos un viejo Music Son; dos mesas enormes de ocho canales con un eco de cinta, acoplado en una mesa; El crossower, era el más pequeño y repartía las frecuencias hacía las etapas de potencia. Las etapas eran como las del Granerer. Cuatro etapas de ciento cincuenta watios; los altavoces, se notaba que eran de fabricación propia; dos de graves, - la cajas era demasiado grandes - dos de medios, dos de agudos y dos trompetas de agudos - no recuerdo el nombre - Estas trompetas utilizaban un filtro que se rompían a menudo, y eran caros. También entraron varios trípodes y micros malos, mi Shure seguía siendo el mejor, aunque acabó en la basura. Grabamos la primera maqueta en Valencia, en el local de ensayo de un grupo de musicos que tocaban en varios grupos; Ceremonia,  Karma Colectivos, y un grupo que no recuerdo en este momento. Vicente, de Karmas Colectivos, - guitarra y cantante - se encargo de la gravación, y en las mexclas le ayudo Jose, guitarra de Ceremonia. Solo llevemos la guitarra y el bajo, y lo hicímos en tres dias. Tenían un Tascan de cuatro pistas, y una mesa con rever de diez pistas que parecia nueva. Le alquilaron el último día, en las mexclas, a el MicroEstudio un rack de efectos. Las canciones que elegímos son; - aún debe quedar alguna maqueta en buén estado - Canción de Amor, Me Explotó en la Boca, Noches, Pasado y Siberia y el Amor. Nos entregaron una cassette master, y empezamos hacer copías donde podíamos. Lo primero que hícimos fue llevarla a los garitos de Vall de Uxó, y tuvo buena acogida. Nos abrio las puertas de varias radios, y metimos el ocico en el concurso que organizaba la Diputación de Castellón. En la celebración de este concurso, y la del año ochenta y cuatro, un evento donde actuaban los seleccionados en el Lp; Nacional - 340. Editado y producido por la Diputación de Castellón, aperecimos de sorpresa. Alguién conocía a alguién, que conocía al organización de todo y nos lo presentó. Este era en definitiva el Diputado. Nosotros queríamos tocar y nos dió permiso. Nos dijó que les pediéramos las guitarras a algunos de los musicos, que no eran pocos. Como no no las dejaban nadie, un 4 latas amarillo, salió disparado para Vall de Uxó y trajo las guitarras. Los grupos habían tocado y las guitarras no llegaban, el Diputado estaba al tanto de todo y nos concedió un tiempo extra. Cuando llegaron las guitarras estalló la euforia. Nos permitieron tocar cuatro temas, y fue la primera vez, ante un numeroso y gran público entusiasmado, que nos pedía tocar más. Cuando bajamos del escenario todo era elogíos y adulaciones de los musicos, gente del público y amigos. Conocímos varias Radios; Miguel Angel Villanueva, hacía un programa en Radio Popular, y empezamos a ir al programa. De esta primera maqueta, Juanjo tiene la cinta original del Tascan, (quizas pronto la tenga yó), pero en cassette existen pocas. Le llevemos la cinta a Villanueva, y nos dimos cuenta, de que la cinta, había que reproducirla en un cuatro pistas, ya que Villanueva en el studio tenía un reproductor stereo, y solo se oían dos pistas. Villanueva tenía un cuatro pistas, y nos hizo una mexcla que utilizó en sus programas. Ramón, no podía tocar más de un numero insuficiente de canciones seguidas, para hacer las actuaciones que empezábamos a hacer. El esfuerzo físico te condiciona más con la bateria, y Ramón, no pudo o no quiso desarrollarlo. Ramón, se dejó el grupo y todos lo sentímos. Diego, tocaba la percusión en una banda vecina, y lo conocí en la charanga que montó el Granerer. Diego, se acopló perfectamente, con él, Quebrada arranco con fuerza. Grabamos en el MicroStudio (Valencia),  ocho canciones, lo hicímos en un día y salímos todos contentos. Esta maqueta nos introdujo más por Valencia. En Planta Baja, un garito de Valencia o una pequeña sala para nosotros, tuvímos éxisto. Por lo que tocamos varias veces. MicroStudio, lanzaba cientos de copias de su maqueta anual Tape Peace. Quebrada entro en Tape Peace 84' Vol III, junto a Press y Replicantes,y otros grupos de la zona, que habían grabado en MicroStudio aquel año. Diego, tocaba en una charanga donde ganaba más dinero, y le coincidieron dos bolos en la misma fecha. Decidio dejarse el grupo, y nos hizo el favor de grabar la bateria, con micros malos y en una Platina. Con esta cinta de cassette, nos atrevímos a tocar en un Festival de grupos de la provincia, en Morella. La actuación nos salió medianamente mal; coloquemos la platina en la mesa al mando de Maraguat, un amigo; la claqueta de muchas canciones nos sorprendio a todos y en muchas canciones fue imposible cogerse. Pascual, estaba demostrando que le gustaba tocar la bateria y empezó a tomarselo en serio. Su forma de tocar era la del elefante, como decía Juanjo. Juanjo, cogío con ganas el pequeño MS 20. Con Pasqui aprendíendo a la bateria, llego la noticia de nuestra elección en el 25º Festival de Benidorm; nuevo pop español. En la provicincia de Castellón eramos los únicos elegidos; empezamos a visitar Radios y Periódicos de la provincia.  Este ente de Festival se ejecutaba con dos fases regionales de cinco grupos o artistas en cada fase. En Auditorium PACHA Valencia,días 1 y 5 de mayo, a las once de la mañana, del año ochenta y cinco. Quebrada entró en la primera  fase con grupos como Ceremonia, Avenida Gamma y Pantaix. Nuestra actuación fue pésima; el MS 20 se había desafinado y nadie, ni Juanjo se dio cuenta, y destrozó la primera canción; Hablame de Paris. Te Mataré, nos hizo quedar bién, y, Y esa persana, sino recuerdo mal, la clavemos también. Más tarde pude oir la grabación en una cassette de la radio, y cerciorarme de la catástrofe. Al principio, no se por que, como si probáramos empezamos a improvisar, y en la radio la daban por buena. La improvisación duró diez o quince segundos y paramos. En la Radio se decía que teníamos problemas con el equipo, y nosotros empezamos la canción funesta. Al oir la improvisación comprobé la magia que nos llevaba en aquel momento. Al oir Hablame de Paris, comprobé que fue un error tocarla así. Los grupos solo tocaban tres canciones, y al final de la segunda fase se daban los premios. Todos sabían que ganaria Seguridad Social, y así fue. Los restantes grabamos el Lp ROCK 85. Te Mataré, es la última canción de la cara B, detrás de Tupes Oscuros. Los estudios Tabalet  de Alboraia (Valencia), no era el MicroEstudio, todo lo contrario, muy grande. Hasta tenía revistas porno en el water. En un día grabamos dos temas; Te Mataré, y Y esa persona. La Generalitat organizó varios mini festivales por la región. En la Feria de Muestras de Valencia, nos pasó otra historia con la bateria; tocábamos solo dos grupos; Avenida Gamma, y nosotros; Quebrada. Pasqui, decidió no llevarse la bateria y nos encontramos una vez allí sin bateria. Avenida Gamma tampoco había llevado la bateria y discutieron entre ellos. Si no tocábamos no cobrábamos. Avenida Gamma discutiendo se marcharon. Pasqui, se había llevado la caja y decidimos tocar. Juanjo, más tarde dirá que en esta actuación empezamos el declive.

Ramón, volvió a entrar en Quebrada y se hizo cargo del MS 20. La Diputación de Castellón, en el ochenta y cinco, volvió a realizar el concurso de grupos de la provincia. Quebrada, en la primera fase obtuvo la más alta puntuación. En la última fase, los tres primeros clasificados; Cuentos Chinos,------------ y Quebrada, tocábamos tres o cuatro temas en directo. El evento, se hizo en la sala de fiestas La Pérgola ( Castellón ), con Alaska y Dinarama de invitados. Cuando estávamos probando nosotros, entraron Nacho y Olvido en la sala, y los vimos acercarse al escenario cruzando la gran pista solitaria. Parecía que les gustábamos, y se pararon al lado del escenario escrutándonos. Recuerdo la mirada de Nacho, y me convenció de que les gustábamos. Carlos Vargas, organizaba a los grupos, y me rogó que llevara el cabezal Sin Marc, para que tocaran todos los bajistas con él. Alguien hizo algo mal y el cabezal se averio antes de tocar. Me dijeron que vieron salir humo. El amplificador que colocaron era malísimo, creo que la marca era Talmus. De lo que nos pasó en ROCK 85, no habíamos aprendido nada, y volvió a desafinarse el MS 20, y en una canción nueva - Spicodélico Club - que algunos, como Ramón, no la tenían clara, y nos salió lamentable. El ganador, Cuentos Chinos, grabó dos temas en la cara A del mini Lp, que como premio editaba la Diputación. Y en la cara B, un tema los dos grupos restantes. La información de este disco la injertaré cuando me haga con él. La grabación se hizo en estudios Pertegas ( Valencia ), no tan grande como Tabalet, pero si un gran estudio. Para la presentación del disco, Carlos Vargas, en representación de la Diputación, organizó varios Festivales y conciertos por la provincia, y cuando la Diputación cerro el grifo continuo en su papel de manager, consiguiendonos varias actuaciones. En dos eventos no cobremos; Jerica, y Benicassin, fueron las localidades de éstos. A partir de aquí, la relación Vargas - Quebrada, se enfrió, y desapareció. 

 Fin de la II parte.

 

Tema: biografía

La mayoría de nosotros, desde que estamos en este mundo, se puede decir que empezamos a oír música. Los padres, se encargaban de ello cuando conectaban la radio, la televisión, y su música preferida. Por suerte, en la década de los sesenta,  muchos tenían televisión, radio, y cassette y como no, tocadiscos. Mis padres, no eran grandes aficionados de la música, por lo que soló teníamos radio y televisión. La música que yo podía oír por la radio y la televisión en esta década, - hasta los ocho años - no consiguio subyugarme. Pero existe una primera vez para todo, como; cuando se nos ponen los pelos del cuerpo - mas bién de los brazos - de punta.

La primera vez, - solo recuerdo dos - me paso al oír una banda de música local tocar un pasa calle. Esta banda de música, se paseaba por el barrio acompañando a un amigo mio que tomaba la primera cumunión. La banda de música, estaba allí, por que su padre tocaba el bombo, y éste, aprobechó con la celebración de la comunión de su hijo, para hacer una ostentación de poder.

La sensación es algo inexorable, y para mi, las dos veces fuerón igual. Esta sensación, es como una pequeña alteración en la piel, algo incomoda,  efímera y que te deja aturdido. A los siete años, no podía enteder lo que me había pasado. Realmente no cambio nada en mi relación con la música, pero, si que creí entender que la música había entrado dentro de mí.

La segunda vez, tenía veinte años,jurando bandera en el servicio militar. Fue desolador. El trompetin consiguio ponerme los pelos de punta.

Ahora entiendo perfectamente lo puta que es la música.

A principiosde los setenta, muchos de mis amigos estudiaban solfeo en una de las tres bandas de música de Vall de Uxó, y yó, de una manera desinteresada, también me apunte. Solo había que comprarse los métodos de solfeo, el instrumento y sus métodos, asi como el local y la educación músical era gratis. Yo elegí el clarinete también desinteresadamente. Pero años más tarde, cambie al clarinte bajo, y demostré subyugarme. Al parecer, este instrumento lo tocan muy pocos bién, los grandes clarinetistas odian tocar este clarinete. A finales de los setenta, era el mejor clarinete bajo de la provincia, y me fichó la banda municipal de Castellón. La obra que me sirvio de trampolín, es La Suite Del Gran Cañón. En esta obra, el clarinte bajo, tiene muchos solos, pero el que a mí me tocaba hacer, es el del tercer tiempo. Este solo, empieza con unos tresillos de notas picadas agudas, de forma descendente y a gran velocidad, que reanuda toda la exposición, que el oboe, acaba de dejar. En pocos compases, el clarinete bajo, baja a la zona grave y desarrolla la melodía principal,ejecutando un retardando en el último compás. Esta obra es maravillosa. La banda, gano el primer premio en la primera sección especial. Cuando acabo el certamen, un músico, de una banda de otro pueblo, y que llevaba su clarinete bajo en la mano, me elogio magnificadamente. Felipe, un amigo de muchos años y que tocaba entonces la percusión, empezo a reirse, plocamando a todos que ya era famoso. Por entonces, fumabamos cannabis a diario,  Felipe, se había comprado una bateria y yo un bajo.

La banda municipal de Castellón, era, y es una banda que no toca grandes obras, su repertorio es de zarzuelas, marchas militares,pasodobles y pasacalles y toda esta música ostensiva. Me pagaban por actos o ensayos, y los únicos solos que tocaba, eran, el empezar de la Obertura de Guillermo Tell, de Rossini, defecto de chelo, y Per La Flor Del Lliri  Blau, de Juaquin Rodrigo. La banda municipal de Castellón, no me recompensaba economicamente, y mucho menos musicalmente. Por el año ochenta y tres, deje la municipal de castellón, los estudios en el corsevatorio y la banda local, para centrarme solamente con el bajo eléctrico, con el entonces consolidado grupo Quebrada.

A mediados de los setenta, mi hermano Emilio, - también músico registrado en esta fantastica web - empezo a dejarse el pelo largo, y meterse en la onda hippie. Se compró un pequeño cassette y algunas cintas originales, y empece a descubrir grupos como: Deep Purple,Slade,Rolling Stones y Led Zeppelin. Realmente, esta música conseguio subyugarme. El clasico solo de guitarra de Estrella en la Carretera, y el ritmo del bajo de Humo en el Agua,de Deep Purple, lo tatareábamos en la escuela Felipe y yó. La primera cinta o albúm que me compre, fue, Expect No Mercy, de Nazaret.

Vall de Uxó, gracias a la fábrica Segarra, que había super poblado a miles de personas, entre ellas a mis padres, se adelantaba a toda la provincia, y parte de la de Valencia, en la abertura de super discotecas. Se abrieron tres super discotecas. Estas discotecas los sábados y domingos tarde, se llenaban de gente del pueblo y alrededores. El rock de Deep Purple y demas grupos, solían ponerlo al finalizar las sesiones. Los sábados por la noche eran especiales para los rockeros, estos rockeros no vestían como los de ahora, más bién parecían hippies. La discoteca, más bién el DJ, se dejaba llevar por este ambiente y las sesiones eran mucho mas largas. La primera vez que baile Estrella en la Carretera en la discoteca, había muy poca gente en la pista, y me arrodille, en el solo de organo. Con los dedos tocaba el suelo como si fueran teclas. Felipe se descojonaba de risa, y empezo a darme pequeños golpes en la cabeza.

Las drogas, estan inexorablemente asociadas al arte. Y mucho más, a la música hecha desde que se empezaron a utilizar los instrumentos eléctricos.

Normalmente, mis padres, dormian los fines de semana en el campo, y mi hermano Emilio, solía llevar a casa a algunos amigos, que se encerraban con él en su cuarto y escuchaban música. Descubrí que también fumaban porros, y no tarde, en pedirle a mi hermano un china para hacerme mi primer porro. La china que me dio era bastante grande,por lo que me tumbo. El colocón duró horas y horas. En los primeros momentos vómite varias veces. Tumbado en la cama, en estado de vigilia mi mente no podía hacer otra cosa, que imaginar cientos de ideas, y analizar abstracciónadamente los hechos que me preocupaban. Las discotecas, habían traido la fiebre de bailar, por lo que para las fiestas de navidad, montemos un club en la casa de mi tío Pepe, abandonada por viudez. La verdad es que nos quedo bién el club; con cartón hicímos varios focos de diretentes tamaños, quedaba algo oscuro pero era lo suyo; también con cartón hicímos diferentes las puertas; hasta tenía el reservado un colchón.

Felipe, estudiaba percusión en el conservatorio de Valencia, y necesitaba una bateria. La banda de música no tenía bateria - ahora todas las bandas tienen - y se tuvo que comprar una. Los timbales eran rototom. Estos que se afinan al girarlos como un volante de un coche. No he visto muchas baterias con estos timbales. La tenía en su casa, en un cuarto que daba a la calle y estaba separado de resto de la casa. Muchas veces íba a verlo, y me quedaba un rato viendo, y oyendo como se preparaba las lecciones para la clase del conservatorio. Felipe aprendía rapido a tocar, y por mi cabeza empezo sonar la idea de aprender a tocar el bajo electrico. Yó, estudiaba el clarinete bajo, y me preparaba con los profesores de la banda para examinarme por libre en el conservatorio de Zaragoza,donde me falto poco para acabar Grado Medio.

Reyes, el hermano mayor de Felipe, había tocado el bajo en un grupo para amenizar fiestas de barrio, y tenía un  Delfos, imitación a Fender y de los pequeños. No tuve ni que pedirselo, Felipe se encargo de todo. La pastilla de graves no funcionaba, aunque tampoco tenía amplificador. Me compre un método y empece a ejecutar escalas. Por entonces, todos los días dedicaba a la música el maximo tiempo que pudiera tener, según trabajara o no, los días que menos estudiaba eran de  tres o cuatro horas.

Meri, un amigo de mi hermano, tocaba, y toca la guitarrra muy bién, desde hace décadas toca en una super orquesta para amenizar fiestas de barrio. A Meri, le gustaba formar grupos para tocar sus canciones favoritas. A mi hermano Emilio, le dejo un bajo y amplificador para que tocara, pero al poco tiempo se lo dejo. Meri, propuso que formaramos un grupo. El ponía un equipo de voces Music Son, algún micro y un amplificador para mi bajo. La casa de mi tio Pepe nos venía muy bién para ensayar, y montemos todo en el cuarto más grande. Meri, nos eseñaba, - -a mí más que a nadie - pero Felipe era una fiera  dificil de domar, y les daba a las canciones un aire mexcla de ejercicios del conservatorio que nos descojonábamos de ver la cara de Meri. Meri se dio cuenta de que no queriamos tocar sus canciones favoritas y los ensayos se convertieron en improvisaciones. Juan Carlos, un amigo, se compro una guitarra Ibanez de segunda mano y un amplificador también muy bueno. Empezaba de cero, y tenía en la mano deracha una dolencia - accidente laboral -  que le hacía perder constantemente la púa. Meri, tenía contactos con una distribuidora de instrumentos de música, y me convencio para que me comprara un bajo, y un amplificador nuevo a un precio económico. El amplificador era pequeño, y de cincuenta watios. El bajo era más grande que el Delfos, también imitación a Fender y de color madera. No recuerdo las marcas. Meri, dejo de tocar con nosotros, pero nos dejo el equipo Music Son. Felipe, llevaba un ritmo muy de conservatorio, pero a mí me gustaba, y yo empece a improvisar con él, un estilo de rock sinfonico. Los vecinos de la derecha - a la izquierda no vivía nadie - nos denunciaron al Ayuntamiento por el ruido que creábamos. Un día, aperecio la Policia Local, y nos comunicó, que no tocaramos más. Pasaron varios días, y me decidí a tocar el bajo en el lugar más apartado del vecino. Gradué el volunen bajito, y empece a tocar escalas. A la media hora, estaba la policía allí. Felipe y yó, decidimos llevarnos los instrumentos al local de la banda. Felipe, montó la bateria en el cuarto donde se guardaban los instrumentos de percusión, y yó, estudiaba en cualquier aula libre, o en la sala de ensayo de la banda, donde normalmente, se compartia con otros estudiantes formandose un pandemónium musical. Loren, un músico que tocaba la tuba,estando en la calle, en la misma puerta del local, al oirme, subio las escaleras - que no son pocas - corriendo y pensando quien podría tacar la tuba así. Felipe y yó, seguiamos improvisando juntos de vez en cuando. Don Miguel, el director y fundador de la banda, un día me pregunto que instrumento me gustaba más. Le dije que me gustaban los dos y sonrió.

En Vall de uxó, amigos y gente conocida, empezaron abrir garitos donde ponían la música bastante fuerte y se podía fumar porros. Estos garitos se llenaban de gente los fines de semana. Allí, íba gente de toda la provincia. Las redadas de la policía, - los grises- empezó a ser frecuente.

Ramón, el hermano menor de Felipe, decidio dejar el saxofón alto,con el tercer curso de conservatorio aprobado. Felipe, Ramón y yó, empecemos a ir a estos garitos, a relacionarnos con nuestros amigos y a conocer gente nueva. La música en estos garitos era muy importante, y llegaban a ser todos muy diferentes. Estaba el Musol, - muchuelo -  donde la música estaba relacionada con el rock,power,punk,pop. El Chaplin, era de un amigo y vecino de mi calle, y aquí, la música era un pupurrí, pero buena música. A demás, allí estábamos como los dueños. El Sangrantana, era de Juanjo, - más tarde cantante de Quebrada - aquí, La música era más roxy y popera.

Rafa, de Alfondeguilla, un pueblo vecino a Vall de Uxó, entró en nuetro grupo de amigos. Estaba empezando a estudiar guitarra en el conservatorio  y se compró una Ibaez de segunda mano y un amplificador mediano. La idea de hacer un grupo me persiguia constantemente. Rafa, no tocaba bién la guitarra, pero improvisando podría ser divertido. Una vivienda vecina a mi casa estaba desavitada, era ideal por que tenía un segundo piso en la parte de atrás, que no lindaba con nadie, la dueña me queria mucho y no pudo negarse a alquilármelo. Había que subir unas escaleras, - por suerte rectas - y la superficie sin tabicar era de unos cincuenta metros cuadrados. Tenía una terraza donde plantamos un par de años algunas plantas de mariguana. Este local de ensayo, se convirtio otra vez en el club donde cualquier amigo podía ir a fumarse sus porretes y oirnos tocar. Ramón, empezó a tocar la bateria de su hermano y en poco tiempo se defendía muy bién

Benito, un bateria de orquesta, y el Granerer, un guitarra y cantante para amenizar fiestas, se presentaron un día en el ensayo con la intención de oirme tocar. Yó, como siempre, me dedicaba ejecutar escalas, terceras arriba y abajo, cuartas, etc....para combinarlo todo improvisando. Benito y el Granerer, querian formar una orquesta nueva,  y nos comentaron a Felipe y a mí, si queriamos formar parte en hacerla. El Granerer, tenía un super equipo de miles de watios,luces, y amplificadores de guitarra y bajo. Tocar existos de siempre y música pachanguera, como todas las canciones que al Granerer le diera la gana, no íba a ser divertido, pero lo tenía que superar, si quería ganar un dinero extra que parecía fructífero. A la orquesta, le faltaban componentes o músicos, por lo que el Granerer, nos pregunto, si en la banda había algún músico de metal dispuesto a tocar. Hablamos con Juan, un trombón, amigo y vecino que estudiaba con nosotros en la banda y aceptó. El Granerer, encontro el resto de los componentes; Jesús, también Churro, un saxo tenor, también músico de banda, - en Vall de Uxó, hay tres bandas de música - ; Vicente, clarinete de mí banda que estaria acabando Grado Medio - título de profesor de clarinete - y  Mechó, el organo, esté, tocaba algunas canciones de Deep Purple. Felipe, de la percusión complementaria - tumbadoras, bongos,cencerro,etc...El equipo del Granerer, tenía toda la potencia dividida en etapas de ciento cincuenta watios, marca Music Son. Tenía dos cajas, de dieciseis a veinte etapas por caja, que pesaban un huevo. El Granerer, propuso que ensayáramos allí y acepté. Montemos todo el equipo que él creyo necesario y empezamos a ensayar. Aprender aquellas canciones no me fue dificil, lo peor era memorizarlas.  Felipe, parecia acoplarse bién, - solo eso, parecia - algunas veces parecia como perdido. Mí amplificador, no daba la talla, y el Granerer me dejo un Sin Marc; con un cabezal, de más de cien watios, y dos bafles enormes. Aún lo tengo, y creo que funciona. En poco tiempo, teníamos un repertorio listo para tocar.  El nombre de la orquesta no estaba definido; el Granerer, sabía lo de la mariguana en la terraza , y para complacernos propuso; Orquesta Cañamón. Se acepto unánimamente. El Granerer, también era el manager. Hicimos varias actuaciones por la comarca, y fuimos a Almeria una semana, donde actuemos en dos pueblos; Carboneras,y el otro, no recuerdo el nombre. Felipe y Benito, empezaron a irse de ritmo, no exagerado, pero la cosa fue a más. Felipe y Benito, que viajaban en el coche de Reyes, el hermano mayor de Felipe, al acabar las actuaciones le exigieron al el Granerer, que les pagara su parte del dinero, o por lo menos un adelanto. El granerer se negó. Tuvieron una trifulca, y Felipe y Benito se dejaron la orquesta. El Granerer, enseguida tuvo un bateria, cambiemos de local de ensayo, y seguimos. Después de dos años; habíamos ensayado en varios locales; el Granerer, me vendio el SinMarc y yo me compre un bajo Aria Pro II. Este, tiene el mastil liso con los trastes dibujados. Yó, estaba enamorado de los glisandos de japan. En realidad yó queria un Fender, y no pude pagarlo. Valoraron por muy poco mi amplificador y bajo mediocres, y el precio del Fender fue inalcanzable. Yó, toco el bajo con los dedos desde siempre, y este bajo estaba allí, solitario, esperándome.  Cuando lo conecté con el SinMarc la primera vez, estaba claro, que íba a notar una diferencia de pegada y afinación, y es lo que paso. El Granerer, me comentó que no había elegido un buén bajo. Pero, a los pocos días ya empezaba sonar, y hasta él, me lo quito en un par de canciones.Y disfruaba al tocarlo.  Aunque, como la orquesta se había quedado sin saxo y clarinete, me hizo tocar el clarinete en estas dos canciones. Cuando me fuí a la milí, la  orquesta Cañamón, se extinguió. Recordandolo ahora, era yó, el cañamón del Granerer. Al principio, el amplificador, pero el bajo no, estaba en el local de la orquesta, pero más tarde, no tan tarde, deje un bafle en cada local y fue más facil para el que me llevaba. En nuetro local, habían pasado cosas, Meri, llevo otra vez el equipo Music Son, pero no tardo en llevarselo. Con la bateria de Felipe, mi Sin Marc y Aria Pro II y la Ivanez con su ampli - treinta watios como mucho - aquello empezaba a sonar bién. Durante este tiempo, la bateria la tocaban varios; Felipe, por que era su bateria y estaba estudiando en el conservatorio; Ramón, por que era su hermano, y demostraba tocar lo ritmos de muchas canciones que nos gustaban. LLevando ese ritmo, Joy Divisinon. Por lo que  Felipe, se dió cuenta, que no encajaba con ese ritmo simple y duro. Ramón, empezo hacernos disfrutar; Guillermo, también tocaba la bateria bién, era un caballo salvaje desbocado; Alejandro, tiene una minosvalía en la pierna que le hace cojear, al estilo Ian Dury, pero tocaba bién y nos caía tan bién que le dejábamos tocar. Ramón, también tocaba la Ibanez, demostrando su musicalidad. Empece a grabar las sesiones que improvisábamos en cassettes. En este periodo último a mi llamada al  servicio militar, pase del estilo Rock Sinfónico que tocaba con Felipe, aún,digamos PopRock, muy en onda The Cure y Joy Division. Todo fue improvisación, pero llegue a grabar más de treinta cintas, quizas menos.

Fin de la Primera Parte.